Cómo Hacer una Cocina Solar Parabólica


solar eólicoCómo Hacer una Cocina Solar Parabólica



Cómo Hacer una Cocina Solar Parabólica


Bienvenido a esta página informativa de Mppt Solar. En esta página te enseñaremos cómo construir una innovadora cocina en grado de cocinar platos y hervir agua simplemente usando la energía solar, energía limpia, silenciosa y gratuita. Este horno solar será muy útil para todos los amantes de la naturaleza y de los viajes, que podrán sentirse libres de cocinar donde sea, sin preocupaciones. Te explicaremos los materiales necesarios para la construcción, cómo realizar un diseño correcto, los diferentes tipos de hornos solares que se pueden encontrar en los negocios y cuáles son las ventajas y desventajas de esta tecnología constructiva.



¿Qué es una cocina solar parabólica?

La cocina solar parabólica es un tipo de cocina solar particularmente eficiente compuesta por una parábola clásica o por una parábola offset (el ángulo de offset es de alrededor 20-25 grados), recubiertas de un estrato de material altamente reflectivo que permite concentrar los rayos solares en un solo punto, llamado el foco de la parábola. En este punto se generan temperaturas muy elevadas. Esta capacidad de concentrar los rayos solares en un solo punto es la principal diferencia entre la cocina solar parabólica y los demás tipos de cocinas solares. Más pequeño es el foco y mayor es la concentración de energía solar. Con una cocina solar parabólica se pueden cocinar los alimentos en el mismo tiempo en el que se cocinan en un horno tradicional. Las cocinas solares parabólicas son consideradas una de las mejores alternativas para cocinar al aire libre y en los campamentos puesto que no requieren fuego, leña ni bombonas de gas y ofrecen tiempos de cocción muy veloces.

Construir una cocina solar parabólica, en realidad, no es tan difícil como parece. Lo importante es entender bien las primeras reglas básicas de un buen diseño. Hay muchos hornos solares en uso hoy en día, entre los más famosos están el Sun Oven, el Sports Solar Oven, y el Cookit. En todo caso, están constituidos por cajas y, para cocinar, aprovechan el efecto "invernadero" que se genera dentro de la caja. Son muy raros los modelos de cocinas solares que tienen forma parabólica y estos modelos los encontramos normalmente a precios muy elevados (como por ejemplo el modelo SK-14). El modelo de caja, llamado box solar cooker, es muy sencillo de realizar y está compuesto por una caja de cartón o de madera recubierta internamente por paneles reflectores y cerrada con un panel de vidrio, que atrapa el aire caliente en el interior de la caja.



Los tres modelos más difusos de cocina solar

modelos cocina solar


¿Por qué construir una cocina solar parabólica?

Construir una cocina solar parabólica te dará muchas ventajas respecto a otros tipos de cocinas solares. En primer lugar, te ofrecerá temperaturas altas en un tiempo muy breve. Recuerda, mientras más pequeño es el foco de la parábola, más alta es la temperatura de cocción. El agua puede hervir en pocos segundos si la cocina parabólica tiene una dimensión adecuada. Sin embargo, es bueno saber que debido a la alta precisión requerida para la producción de cocinas parabólicas, un punto de foco muy concentrado es difícil de obtener. Normalmente, un horno solar tradicional de un metro requiere un tiempo de ebullición del agua de dos horas, mientras que con un horno solar parabólico, de las mismas dimensiones, el tiempo se puede reducir hasta diez horas. En resumen, la construcción de una cocina solar parabólica asegura tiempos de cocción más veloces respecto a los hornos solares tradicionales y, en algunos casos, gracias a las temperaturas elevadas, incluso puede freír; cosa que es imposible en un horno solar tradicional. En todo caso, ten en mente que, para obtener resultados óptimos, las parábolas tienen que ser reguladas constantemente para seguir la posición del Sol.



¿Cómo construir una cocina solar parabólica?

Para construir una cocina solar parabólica (a veces llamada también horno solar parabólico) hay diferentes métodos a disposición. El método más sencillo e inmediato es el de usar la parábola de una antena satelital. Una vez que se dispone de la parábola, debemos recubrir su superficie con un material altamente reflectivo como, por ejemplo, papel de aluminio, o mylar, mejor aún (este último puede reflejar hasta el 98% de los rayos solares y a menudo se usa en jardinería).




Después de numerosas investigaciones e innumerables pruebas realizadas a la parábola y al sistema de cocción parabólico, se llegó a las siguientes conclusiones:


1) Antes que nada, tenemos que calcular las dimensiones de la parábola que queremos construir, de acuerdo a nuestras necesidades. Como regla general, cada metro cuadrado de superficie reflectiva equivale a 1 kW de potencia solar. Esta no es la regla exactamente adaptada para un cuerpo paraboloide, pero se puede considerar para hacer los cálculos. Una parábola con un diámetro de un metro, diseñada para tener una forma perfecta y con un material altamente reflectivo, proveerá una cantidad de calor suficiente para hervir un litro de agua en pocos minutos. Para el cálculo de las dimensiones y del punto focal de la parábola, descarga y usa este fantástico programa gratuito: Parabola Calculator.


2) 800W o más de potencia solar bastan para cocinar los alimentos.


3) Establecer el punto focal de la parábola. Supongamos que estás construyendo una parábola que tiene un diámetro de un metro y una altura de 30 centímetros. En este caso, el punto focal adecuado es de alrededor de 20 centímetros como se muestra en la Figura 1 aquí debajo.



Posicionamiento correcto del punto focal de la cocina solar parabólica


4) En cambio, la Figura 2 muestra el punto focal posicionado a 25 centímetros. No produciría el mismo resultado del punto focal posicionado a 20 centímetros. Con el recipiente para la cocción, posicionado en un punto focal cerca de un tercio por debajo de la parte superior de la parábola, se asegura una protección suficiente contra el viento, además de un área donde el calor es "capturado" y mantenido. La figura presente en la parte introductoria de esta página muestra uno de los primeros modelos de horno solar parabólico que Mppt Solar ha construido. Nota la profundidad del recipiento de cocción, en relación a la parábola real. Este horno ha alcanzado temperaturas superiores a 150° C (80 centímetros de diámetro). El último modelo que realizamos es más ligero (fácil de transportar en cualquier mochila), más robusto y más potente.


5) Además, es importante escoger el recipiente adecuado para la cocción. Debe ser oscuro para que absorba mejor el calor del Sol y debe colocarse en la posición adecuada, es decir, en el centro del punto focal. También debe posicionarse hacia el Sol y colocarse sobre un pequeño apoyo fijado en el punto focal del horno solar parabólico.


6) Los hornos solares parabólicos pueden funcionar entre 60 y 90 minutos sin necesidad de ser regulados. Si resulta que los alimentos aún no están cocidos o que hay otro recipiente a poner debajo del foco de la parábola, entonces puedes cortar los tiempos, simplemente regulando la posición de la parábola respecto al Sol cada 15-20 minutos. Una nota final: si el punto focal está demasiado bajo como en la parábola mostrada en la Figura 3, los rayos del Sol 'rebotan' sobre la parte superior y sobre los lados del recipiente para la cocción, y no debajo, como debe ser.


Posicionamiento incorrecto del punto focal de la parábola


7) La Figura 4, a su vez, muestra el opuesto a una parábola profunda. Este diseño es factible cuando se tiene a disposición una parábola con un diámetro relativamente grande. Factores como el viento y el aislamiento del recipiente de cocción deben ser considerados para este audaz diseño. Muchas antenas parabólicas tienen un punto focal apenas fuera de la profundidad del plato (offset). Eso se debe a la facilidad de fabricación y al umbral óptimo para capturar las bandas de frecuencia.



Materiales adecuados para la construcción de la cocina solar parabólica:

•   Vinilo reflectante cromado: es un material altamente reflectivo que dispone también de un lado adhesivo.

•   Aluminio anodizado o espejos (solución costosa).

•   Mylar: es utilizado a menudo en los invernaderos para aumentar la luminosidad interna.

•   Papel de aluminio: solución económica y práctica, pero los pliegues y las burbujas que se forman pueden tener un rol decisivo en el funcionamiento. La lámina es un óptimo punto de partida, pues cuesta poco y es fácil de encontrar.



Bueno, ahora has aprendido qué es una cocina solar parabólica, has conocido las diferencias entre los modelos de hornos solares, has aprendido las principales nociones básicas para un buen diseño y muchos consejos prácticos y útiles para empezar a construir con éxito tu cocina solar parabólica personal.
Entonces, ¿qué esperas? ¡Manos a la obra! :-)




¿Esta información te fue útil?
¡Sígamos en contacto a través del Boletín o a través de Facebook!  

    Boletín  

    Facebook