Cómo Hacer una Nevera Alimentada con Energía Solar


solar eólicoCómo Hacer una Nevera Solar



Cómo Hacer una Nevera Solar


Bienvenido a esta página informativa de Mppt Solar. En esta página te enseñaremos cómo construir una nevera portátil alimentada directamente por el sol, sin utilizar la electricidad. Se trata de una invención reciente, nacido de la brillante intuición de una joven graduada en la Universidad de Leeds, Emily Cummins. El refrigerador no solo no utiliza la energía eléctrica sino que también puede ser construido en casa, ya que para su construcción bastan materiales reciclables y fáciles de encontrar. Es ampliamente utilizado en los países del Tercer Mundo para la refrigeración y conservación de medicamentos, alimentos y bebidas, evitando de este modo utilizar refrigeradores alimentados por generadores de contaminantes como kerosene y propano.



Componentes y Principio de Funcionamiento:

El refrigerador alimentado por energía solar, también llamado Refrigerador sostenible, está formado por dos cilindros de metal, uno insertado dentro del otro, separados solo por material orgánico como arena o lana. La arena o la lana deben estar concentradas en un filtro y empapadas en agua. Naturalmente, también se pueden usar materiales que no sean arena y lana, dependiendo de lo que esté disponible en el lugar donde se usa el refrigerador solar. El tubo cilíndrico externo debe ser perforado y también puede ser de plástico o madera. El cilindro interno no debe perforarse para garantizar que el contenido permanezca seco. Finalmente, la última pieza que compone nuestro refrigerador solar es una varilla de metal con discos metálicos en los extremos que tienen la función de cerrar el refrigerador.


componentes refrigerador solar

Vale, ahora veamos cómo funciona. El principio de funcionamiento de este refrigerador con energía solar es tan simple como sorprendente. Una vez que nuestro refrigerador esté expuesto a los rayos solares, el agua en la arena o lana (3) comenzará a evaporarse al exterior a través de los agujeros en el cilindro más grande (1). De esta forma, se crea una transferencia de calor hacia el exterior (4) y esto implica una reducción de calor en la fachada del cilindro interno (2) en el que hemos insertado nuestros alimentos o nuestras bebidas. Gracias a esta reducción de calor, este refrigerador puede alcanzar de forma segura, en su interior, una temperatura de 6 grados centígrados. Es importante resaltar que también es posible usar agua de lluvia o agua sucia ya que el contenido del cilindro interno nunca entrará en contacto con el agua. El contenido se mantendrá siempre seco e higiénico. Si el agua se evapora casi por completo, para continuar el proceso de refrigeración del refrigerador solar, basta con agregar más y todo el ciclo termodinámico comienza de nuevo.



Modelo anterior:

Esta nevera es la versión mejorada del viejo modelo inventado por el nigeriano Mohammed Bah Abba. El antiguo modelo consistía en dos vasijas de barro, colocadas una dentro de la otra y separadas por arena mojada. Este sistema funcionaba muy bien pero en el recipiente interno se creaba una baja de temperatura de solo unos pocos grados centígrados con respecto a la temperatura del entorno circundante. El refrigerador solar tratado aquí permite, en cambio, alcanzar la temperatura de 6 grados centígrados sin dificultad.




¿Esta información te fue útil?
¡Sígamos en contacto a través del Boletín o a través de Facebook!  

    Boletín  

    Facebook